5 consejos para vestir bien una corbata3 min de lectura

0

Las reglas para vestir bien una corbata se crearon para dar uniformidad a uno de los accesorios masculinos más visibles. Esta prenda tiene muchos propósitos: para dar una imagen de seriedad, ayuda a mostrar un símbolo de autoridad, facilita un estándar de vestimenta o demuestra buen gusto.

Una corbata “mal llevada” puede tener el efecto contrario a lo que se busca lograr con ella. Deja mucho qué desear de la persona y puede hacer que en lugar de generar confianza lo que provoque es lo contrario. Es posible que se le vea como poco riguroso o, incluso, como una broma.

Por eso hay que tener cuidado a la hora de vestir una corbata y para ello te damos los siguientes consejos.

consejos para vestir bien una corbata

¿Cómo vestir bien una corbata?

1.     El ancho de la corbata

Estamos en una época en que la corbata estrecha pero no súper delgada es la que se encuentra de moda. El tamaño ideal es de entre dos pulgadas y un cuarto a dos pulgadas y tres cuartos en su punto más ancho.

Las corbatas delgadas en este momento son bien vistas en atuendos diarios de oficina o eventos de mayor formalidad.

largo de la corbata

2.     El largo

La punta de la corbata debe llegar justo a su cintura. No apenas por debajo ni apenas por encima de ella. No hay un término medio: deja que tu corbata cuelgue por encima del ombligo.

Un largo más corto o algo más largo lo que puede provocar es que te veas “ligeramente” desaliñado. Una imagen que no puedes darte el lujo de demostrar en la oficina o en situaciones importantes.

cuello de la camisa

3.     El cuello de la camisa

Los botones en el cuello de la camisa es un “no-no”. Lo ideal sería que no utilices esas camisas con botones al cuello, pero especialmente es una mala decisión vestirlas en momentos importantes. ¿La razón? Le resta muchísima elegancia a su atuendo.

El tamaño cuello de la camisa influye en el tamaño del nudo de la corbata. Camisas de cuello pequeño se ven bien con nudos pequeños y el nudo grande va acorde a un cuello amplio.

nudo americano (all-in-four)

4.     El nudo

Corbatas delgadas no se ven bien con nudos grandes. Este es un mal momento para vestir un medio Windsor, un príncipe Alberto o un súper Doble Elliott. Todos estos estilos pertenecen al pasado y no quieres verte como un recuerdo de anticuario usando nudos desactualizados.

El nudo americano (four-in-hand) es uno de los más usados por su naturalidad. Tiene un tamaño medio y no es un triángulo perfecto que lo haga verse irreal. Le da un aire natural y elegante al atuendo y lo mejor es que se ve bien con todos los cuellos.

hendidura de la corbata

5. La hendidura de la corbata

Ese “hoyuelo” que se aprecia justo por debajo del nudo es el toque final para vestirla a la perfección. No es obligatorio hacerlo para verse bien, pero como dicen, “el diablo está en los detalles”. Prestarle cuidado a algo tan sencillo ayuda a mejorar tu imagen y demuestra a otro conocedor que sabes y aprecias cómo vestir bien. Es parte de lo que hace la diferencia entre vestir presentable y vestir bien.

Estos consejos están pensandos para que puedas vestir bien una corbata y tener una excelente imagen personal. Recuerda que la imagen que transmites a los demás influye en lo que piensan sobre tí. Y quieres verte siempre bien.

Share.

About Author

Comments are closed.

0 0 0 0

¿QUIERE MEJORAR SU FORMA DE VESTIR?

¡SUSCRÍBASE!

Su información nunca va ser compartida a terceros.

GRACIAS, PRONTO ESTARÁ RECIBIENDO EN SU CORREO CONTENIDO SOBRE EL ESTILO MASCULINO