¿Cómo comprar el tamaño correcto de reloj?3 min de lectura

0

La moda no es asunto netamente “de mujeres”, y por ello año tras año las diversas marcas de ropa o accesorios se dedican y esfuerzan en ofrecer más colecciones y mejores productos que ayuden a todos por igual a conseguir esa conformidad a través del vestuario de acuerdo a cada estilo de vida o personalidad. Sin embargo, no hay cómo ocultar que la torpeza ataca al gremio masculino de forma constante en estos aspectos y les hace cometer errores que, por desconocimiento, suelen pasar desapercibidos aunque en sí no formen parte del llamado “deber ser”. Ejemplo de ello está usar corbatas muy finas o muy gruesas según el tipo de contextura del hombre o, aquello que enfatizaremos a continuación, un reloj que no sea acorde a la muñeca de quien lo utilice u ocasión.

Algunos tips para saber cómo comprar el reloj con su tamaño ideal

El reloj, además de ser un accesorio sumamente útil, es perfecto para resaltar algún tipo de imagen o perfil siempre y cuando esté a tono con el resto de la vestimenta. En tal sentido, resulta fundamental conocer algunos lineamientos para saber cómo comprar el tamaño correcto de uno de estos de acuerdo a cual sea nuestro caso.

En primer lugar al momento de adquirir un reloj nuevo es esencial tener algo en mente, ya que la idea es que esta prenda nos atraiga para que usarla sea algo cómodo y no una actividad más para cumplir con determinados estándares.

El segundo a tomar en cuenta es determina qué tipo de utilidad tendrá más allá de indicar la hora, ya que invertir en un reloj nuevo como el accesorio que solamente podría usarse en una que otra fecha especial no tiene mucho sentido dependiendo del presupuesto a nuestra disposición.

Otra cosa que necesita considerarse es el tamaño de la muñeca, la cual tiende a medir entre 15 y 18 cm de diámetro en la mayoría de los hombres. Sin embargo, estar por debajo de esta cifra significa que lo más recomendable en ese caso es ocupar algún reloj con esferas de diámetros elevados, por ejemplo aquellos superiores a los 40 mm. En cambio, si tu muñeca cuenta con más de 20 cm de diámetro, lo ideal es ocupar relojes que tengan como mínimo unos 42 mm, o por el contrario la pieza podría perderse en tu muñeca y alejarse de un efecto vistoso.

El último elemento a tener presente también está estrechamente ligado con el tamaño correcto del reloj, ya que está destinado para la forma del mismo. Anteriormente los relojes más elegantes venían en tamaños mucho más reducidos con un modelo rectangular o circular sin ningún tipo de relieve, aunque con el paso del tiempo los grandes gerentes y empresarios del mundo rompieron este esquema portando piezas de un tamaño considerable por un tema de estatus. Sin embargo, las excentricidades ni los extremos de ningún tipo son recomendables, por lo que lo más acertado vendría siendo evitar aquellos que se asemejen al tamaño y grosor de una moneda (o varias dependiendo de la que sea) o del de una roca en bruto, puesto que es lo más parecido a un reloj deportivo y más informal.

Share.

About Author

There are no comments

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 0 0 0