Historias de horror: Lo que no debes hacer en el trabajo3 min de lectura

0

Generalmente las fórmulas de los diseñadores y estilistas muestran las posibles combinaciones y atuendos que, según las diferentes ocasiones debes usar, pero muy pocos dedican tiempo a decirte los errores al vestir, por lo que en esta ocasión vamos introducirnos en historias de horror: lo que no debes usar en el trabajo. 

Si bien es cierto, la moda no debe responder a normas estrictas, tampoco debemos irnos a  los extremos, hay atuendos que no son permitidos para una jornada laboral, un encuentro de negocios o posible entrevista. lo que no debes hacer en el trabajo

Una de las prendas que definitivamente están vetadas y que por tanto no debes usar en el trabajo son los shorts. No importa lo informal que sea tu área laboral, un pantalón corto es una prenda para descanso, deporte, vacaciones o para un día de caminata pero no para el trabajo, con sólo imaginarte realizando una negociación con un atuendo de este estilo, podrías asegurar que el resultado no será nada positivo, parecerá que no te tomas en serio tu trabajo.   

En el trabajo debes considerar que la imagen que proyectas es el 50 % de lo que vas a demostrar con tus conocimientos, por lo cual, si bien la imagen no lo es todo si ayuda. Las prendas, el estilo, tu presencia es algo que debes cuidar si quieres la aceptación de tus jefes y que no se conviertan en inquisidores en cada mañana o cada vez que inicias tus labores.   

Igualmente, es prácticamente inconcebible que acudas a tu trabajo utilizando unos zapatos inapropiados como pueden ser unas chanclas o los más conocidos zapatos estilo Crocs. Ni lo dudes destiérralos de tus posibilidades, ni siquiera en el verano más caluroso. Es un atuendo playero simplemente. 

Hay otro elemento que si bien dentro del ciclo de la moda parece volver a instalarse con fuerza entra las prendas imprescindibles en un armario: las gorras.  

no llevar gorra al trabajo

Utilizadas para la protección del sol, lo cual nos da una idea que deben usarse en el exterior, no en la oficina, hoy día han asumido un rol diferente y de ahí que se pretenda utilizarlas a toda hora y en todo lugar. En la actualidad han adquirido protagonismo al ser utilizadas como medios publicitarios, propagandísticos. 

Las empresas imprimen su eslogan como una de las formas más fáciles de publicitar su trabajo, colocándolos en las gorras, un atuendo que se lleva a diario. 

Sin embargo, aun cuando esto es cierto sería un error absoluto acudir a la oficina con un atuendo formal, traje, y que el mismo este acompañado de una gorra, no es el accesorio que debes añadir a tu outfits. 

sudaderas con estampados

Espero que no seas tú el que integre las estadísticas en las historias de horror, en las cuales al más descuidado su jefe lo ha regresado a su casa a cambiarse, la formalidad de la oficina tiene que respetarse no es momento para la creatividad o para marcar el que algunos llaman su “estilo personal”, en los negocios debes asumir una imagen empresarial para  proyectar credibilidad y confianza.

Share.

About Author

There are no comments

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 0 0 0

¿QUIERE MEJORAR SU FORMA DE VESTIR?

¡SUSCRÍBASE!

Su información nunca va ser compartida a terceros.

GRACIAS, PRONTO ESTARÁ RECIBIENDO EN SU CORREO CONTENIDO SOBRE EL ESTILO MASCULINO