Usar camisa polo en el trabajo3 min de lectura

0

La versatilidad de la camisa polo la ha convertido en una prenda indispensable en el ropero de todo hombre. Las mismas que tienen la capacidad de sacarnos de un apuro estilístico durante una salida casual y a la vez aportarnos cierta formalidad.

Su uso en la vida diaria se ha convertido en todo un clásico de la moda de hombres. Por su variedad de colores y estilos, esta pieza de vestir, que tiene su origen en lo deportivo, ha ganado terreno hasta adaptarse al ambiente laboral.

Sin embargo, existen ciertos criterios de etiqueta profesional que son necesarios tener en cuenta para usar camisa polo en el trabajo.

camisa polo en el trabajo

Estilo casual sin perder la formalidad

La camisa polo es tal vez la prenda casual que mejor se adapta al ambiente laboral. Su uso ya ha sido adoptado por algunas empresas como uniformes de sus empleados. Además de ser una indumentaria cómoda y fresca durante el cálido verano, favorece la imagen corporativa con bordados personalizados.

Que se trabaje en una oficina con ambiente informal, no quiere decir que se deba perder la presencia y el estilo al vestir. Ambas características son factibles de lograr con una camisa polo, con su cuello y botones superiores que aportan un sutil señorío.

Lo ideal sería optar por colores sólidos, nada de franjas ni rayas, para así enviar el  mensaje correcto y no es otro que el de profesionalismo.

Colores y corte adecuado

Los clásicos azul marino, gris, negro y blanco aportan sobriedad, contrario al look  desenfadado y alegre que puedan proyectar los tonos más vivos.

Además, el polo es un buen sustituto de la camisa de manga corta, incluso más adecuada para el ámbito laboral según la recomendación profesional de algunos modistos.

camisa polo azul

Esta prenda está catalogada dentro del estilo de lo deportivo-formal. Por algo, es una de las prendas preferidas de los eventos al aire libre para los negocios, realeza, reuniones de trabajo y competencias deportivas. 

¿Cómo usar la camisa polo en el trabajo?

Para conseguir la imagen deseada al usar camisa polo en el trabajo, la forma cómo se incorpore a la vestimenta tiene mucho que ver.

Con el accesorio adecuado se puede profundizar el estilo y aportar elegancia, como es el caso de un blazer abierto o un jersey de cuello en V que deje ver los botones. Esta combinación con un pantalón chino, cinturón de cuero y zapatos mocasines.

Para un estilo más casual se puede optar por un pantalón vaquero azul o negro que contraste con la tonalidad del polo y los botines de cuero.

¿Por dentro del pantalón o por fuera?

La respuesta tiene mucho que ver con la preferencia de la persona y cómo se sienta a gusto. Aunque la norma de etiqueta establece que la formalidad va por dentro, algunos diseños de camisa fueron creados para llevarse desfajados.

Si trabajas en una oficina con un código de vestimenta casual o en una empresa formal que aplique la popular política del “viernes informal”, la presencia en el ambiente laboral obliga a mantener una imagen de profesionalismo y ecuanimidad.

La clásica camisa polo se ha convertido en el recurso ideal en estos casos, siempre que se cumplan con las recomendaciones de vestimenta. Y si te gustan las camisas polo de rayas, mejor déjalas para el fin de semana como look casual.

Share.

About Author

There are no comments

Únete a la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 0 0 0

¿QUIERE MEJORAR SU FORMA DE VESTIR?

¡SUSCRÍBASE!

Su información nunca va ser compartida a terceros.

GRACIAS, PRONTO ESTARÁ RECIBIENDO EN SU CORREO CONTENIDO SOBRE EL ESTILO MASCULINO